Que me chifla Escandinavia no es ningún secreto y que me vuelve loco la comida rica bien servida tampoco; pero seguro que más de uno no sabía que Copenhague es una de las capitales ‘foodies’ del mundo. Incluso cuentan con infinidad de restaurantes con estrella Michelin. Pero no os preocupéis, estas recomendaciones son aptas para cualquier bolsillo.

¡Es por eso que esta ciudad está en mi ‘Top 5’ de destinos a los que ir al menos una vez en la vida!

Hoy os traigo una combinación de mis dos pasiones: viajar + comida. Si os da por visitar la capital danesa, marcar estos locales con una Estrellita bien grande en el mapa, ¡valen mucho la pena!

  • Holm: Visitar Escandinavia es sinónimo de rollitos de canela y vayas al país que vayas, podrás degustarlo en cualquier sitio. Nosotros optamos por Holm, una cadena de cafeterías que la puedes encontrar por todas las calles de Copenhague. ¡Viene a ser el 365 de aquí!

 

  • Original Coffee Illum Rooftop: Seas cafetero o no, es un ‘must’ subir a este pequeño rooftop en pleno corazón de la ciudad. Desde aquí arribas podrás degustar Copenhague a base de sorbos de café recién molido.

 

  • Central Hotel & Café: ¿Todavía no te he convencido que tomar café en Copenhague es una buena opción? Si las demás alternativas no son de tu agrado… ¡prueba a visitar el hotel más pequeño del mundo! Con tan solo una habitación en su haber, tienen una magnífica cafetería donde sirven un café excelente.

 

  • Coffee Collective: Al igual que Holm, también los podrás encontrar en varios puntos de la ciudad. Tuestan y muelen su propio café para que cada taza que te pidas, sea fresca del día.
  • Café Auto: Dejando a parte el rico café que sirven (ya os he dejado varias opciones de cafeína anteriormente), café auto es una de mis recomendaciones para brunch. Esto de desayunar y comer a la vez también pega fuerte en Copenhague y las alternativas son infinitas.
  • Wulff & Konstali Food Shop: Si Café Auto está demasiado lleno, no tenéis más que andar 100 metros para encontrar otro de esos locales que merece la pena una visita. Especialistas en huevos y salchichas (ahorraros los chistes), sirven brunch de viernes a domingo ininterrumpidamente.
  • Mad & Kaffe: Probablemente uno de los locales de brunch más famosos en toda la ciudad. La cola se puede llegar a hacer eterna: apuntarte en una lista con 15 mesas delante, esperar 1 hora… Eso sí, ¡la espera vale la pena! Pueden presumir de servir uno de los mejor brunch en todo Dinamarca.
  • Kalaset: Este es probablemente el local más underground que visitamos. No llegamos a probar su brunch, pero según recomendaciones locales no tiene desperdicio.
  • The Union Kitchen: brunch al más puro estilo Neoyorkino. El local encajaría perfectamente en Williamsburg. Imprescindibles sus huevos, sus hamburguesas y las cervezas artesanas locales que sirven.
  • NOHO: Este me lo apunto con medallita… Uno de nuestros descubrimientos durante nuestra última visita ¡y qué descubrimiento!. Si lo tuyo es la comida, es imprescindible visitar el Meatpacking District de Copenhague ya que es allí donde se concentran la mayoría de locales ‘cool’. NOHO tiene uno de los restaurantes más atractivos en la ciudad con un brunch delicioso basado en pequeños platitos: desde mini tostadas de aguacate, pasando por mini croissants, mini huevos benedictinos o mini bols de frutas.
  • Hija de Sánchez: vale, ya paro con el dichoso brunch. Este restaurante es la referencia mexicana de la ciudad. Su chef, formada en Noma (el mejor restaurante de todo Copenhague), decidió montárselo por su cuenta y sus raíces mexicanas la obligaron a abrir una taquería en la ciudad. ¡Lo está petando!
  • Hooked: Copenhague es ciudad de mar, y en todos los destinos de mar el marisco y el pescado es una de sus especialidades. En Hooked son expertos del Fish & Chips, de los Lobster Rolls y de cualquier cosa que venga de fondo del mar.
  • Bæst: Se dice que son las mejor pizzas del planeta, con excepción de las pizzas napolitanas. El chef, napolitano de origen, solo trabaja con productos importados de su tierra natal.
  • Gasoline Grill: ¿Una hamburguesería en una gasolinera? ¡Pues sí! Este curioso local es también una gasolinera en todo el centro de Copenhague. La cola por conseguir una de sus hamburguesas suele ser eterna pero ya sabemos lo que se dice: si hay cola, es que es bueno.
  • Slurp Ramen Joint: Y no, no me olvido de mi auténtico amor: el ramen. En Copenhague también saben lo que es un buen caldo de miso y el Slurp Ramen Joint, es uno de los sitios fuera de Japón, donde más he disfrutado de este plato típico nipón. Es imprescindible ir con tiempo ya que su popularidad hace que se formen largas colas en la puerta.
  • California Kitchen Vesterbro: La fiebre del poke bowl hawaiano se está extendiendo como la espuma y en este pequeño local, lo sirven con el salmón escandinavo más fresco que jamás hayas probado.

Como veis, las opciones son inacabables y la variedad de comida es infinita. Copenhague es, sin duda, un destino de peregrinaje para todo ‘foodie’ que se precie. ¿Y tú, has estado en Copenhague? ¿Cuál es tu local predilecto?